Prevención de riesgos de trabajo y la conducta social

Somos testigos de innumerables accidentes de trabajo que pudieron haberse evitado y lo somos, también, del desprecio que, en general, se tiene por el uso de elementos y métodos de protección, tanto por parte de los responsables como de los trabajadores. Sí. También de parte de los trabajadores!!. Diría, sin miedo a equivocarme al generalizar, que nuestra sociedad – salvando a sus excepciones – no se preocupa por los mecanismos de prevención y para una gran parte de ella todo lo preventivo le resulta incómodo. Los recursos sobran – normas, métodos, asesores y especialistas, ideas, elementos, planes, etc. – pero no se aplican con eficacia. En conclusión: pareciera que se detesta su uso. Pero, sin intenciones de intervenir en un campo que ya cuenta con sus especialistas, quiero referirme a ello con simples reflexiones y consejos: Estadísticamente la mayor parte de los accidentes tienen consecuencias leves y suelen solucionarse dentro de los 10 primeros dias de ocurridos. Pero son tantos y tan variados los casos que merecen ser observados. La mayoría de ellos se deben a negligencias humanas. Ocurren por no tener programas de prevención o no seguir las instrucciones de programas de prevención de accidentes. O por no utilizar los equipos de seguridad o la ropa adecuada que ha provisto el empleador. Todas las empresas tienen la obligación de capacitar al personal para la prevención de riesgos del trabajo. Para que el trabajador sepa cómo moverse dentro de la planta, como evitar caerse o resbalar, técnicas para levantar cosas pesadas, evitar atrapamientos, moverse en altura, manejar máquinas y/o herramientas adecuadamente, etc. La Superintendencia de Riesgos del Trabajo – SRT – tiene una página web: www.srt.gov.ar en la que publica toda la información necesaria para que los trabajadores tengan acceso a medidas y técnicas de prevención disponibles.